Andrés Manuel López Obrador hizo observaciones hoy a los ingresos que perciben altos funcionarios en organismos autónomos e institutos que han proliferado en los últimos años derivados de la reforma energética.

En medio de la polémica, los amparos y reclamos de diferentes sectores de la burocracia por la reducción de percepciones, López Obrador defendió su política de austeridad. En concreto, esta mañana se refirió al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), así como al Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), como ejemplos de excesos en percepciones, presupuesto y “obesidad burocrática” en diferentes funciones del Estado.

Aseguró que cuesta mil millones de pesos mantener al INAI, organismo que no ha contribuido para reducir la corrupción y, por el contrario, creció como nunca. Lo mismo va para el INEE. “Ahí hay quienes tienen ingresos de hasta300 mil pesos mensuales”.

También se refirió a los organismos que surgieron por la reforma energética; “en el caso del sector energético, órganos reguladores como hongos después de la lluvia surgieron, aparecieron, para el gas, la electricidad, petróleo, energía. Los sueldos, de 300 mil pesos, al extremo de que hay funcionarios del sector energético, a partir de la reforma, que tienen derecho a que se les pague una fianza por si cometen un delito, con dinero del presupuesto, se les protege ¡Es increíble! Todo esto se tiene que terminar”, advirtió.

López Obrador ha criticado al INEE, al que atribuye la política punitiva sobre el magisterio y se tiene previsto sea extinto con una nueva reforma que podría presentarse el próximo lunes. Sobre el INAI, dijo: “miren lo que son las cosas, a ustedes les va bien con el INAI. Cuando inicia el INAI, allá por el año 2002, 2003, la primera decisión que toma es mantener bajo reserva la información sobre condonación de impuestos que hizo el gobierno federal de grandes contribuyentes. Que sé, por cierto, vence ahora en 2019”.

“De las últimas fue mantener en secreto el caso Odebrecht. Entonces cada quien tiene su visión, de todas maneras no desaparece el INAI; pero sí espero que, como organismo autónomo, haga un esfuerzo de austeridad para reducir los sueldos de los altos funcionarios”.

Con información de Primera Voz