Gerardo Fernández Noroña denunció una persecución política contra el líder nacional del Frente Popular Francisco Villa Siglo XXI (FPFVSXXI), Eduardo Navarro Padilla, y 13 militantes de la agrupación.

Durante mesas de trabajo con la organización este lunes, señaló que funcionarios de la Fiscalía General de Justicia capitalina reabrieron casos que se habían dado por cerrados desde 2016, en los que se reactivan 14 órdenes de aprehensión contra Navarro Padilla y militantes.

“Funcionarios ajenos a la 4T son los que han iniciado la cacería de brujas en contra de líderes sociales para desprestigiar al actual gobierno capitalino”, señaló el diputado federal del Partido del Trabajo.

En este sentido, Fernández Noroña buscará que una comisión se reúna con la titular de la dependencia, Ernestina Godoy, para tratar este tema, en el que se buscará “exigir que se esclarezcan los hechos, platicar con nuestros gobiernos para ver quién está generando este tipo de cosas contrarias a nosotros”.

Agregó que con este acto no está pidiendo carpetazo ni impunidad, sino una verdadera revisión de los hechos para castigar a los verdaderos responsables.

En el mismo tenor, Ramón Becerra, miembro de la Dirección Política del FPFVSXXI, señaló que dicha persecución, en concreto contra Eduardo Navarro Padilla, obedece al conflicto de tierras en Chiapas, de marzo de 2019, en el predio llamado Los Amorosos, en Tuxtla Gutiérrez.

De esta manera acusa a Rutilio Escandón Cadenas, gobernador constitucional de Chiapas, de iniciar la persecución contra líderes y militantes de la organización, en la que hay registro de 130 detenidos, del os cuales sólo han sido liberados 56.

 

Con información de Primera Voz