Actualmente la soledad es considerada una epidemia que se relaciona con tener un impacto negativo con el bienestar de las personas, aumentando el riesgo de enfermedad de Alzheimer, accidentes cerebrovasculares, obesidad y muerte prematura.

En los últimos años el sector salud advierte sobre la creciente epidemia de soledad, que duplica índices en los últimos 50 años. Un estudio realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego, dio a conocer preocupación por las consecuencias que genera la soledad afectando a miles en el mundo, incluso, provocando suicidios y otras enfermedades depresivas, sin embargo, revelaron que el desarrollo cerebral podría brindar las pistas necesarias sobre la salud emocional y cognitiva. La Facultad realizó el estudio en 340 residentes del condado de San Diego de 27 años sin trastornos físicos o problemas psicológicos.

Las causas pueden ser variadas, pero especialistas aseguran que la inteligencia ayuda a su combate, así como crear lazos afectivos, de familiares, amigos que no minimicen lo que la soledad hace padecer a las personas. Es una epidemia que debe tener un proceso de sanación con acompañamiento de lazos afectivos que permitan a quien la padece salir de situaciones cíclicas o rutinarias.

Con información de Primera Voz