El subsecretario de Transportes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Carlos Morán, informó que los avances en las investigaciones sobre el accidente del helicóptero en el que fallecieron la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y el senador Rafael Moreno Valle, indican que no hay indicios de que hubiera sufrido algún ataque externo.

Morán dijo que hasta el momento no existe una desintegración de partes, y que se darán a conocer informes parciales de cómo avanza cada una de las etapas de investigación, pero que no se proporcionará información que pudiera alentar las especulaciones.

Refirió que tampoco hay indicios de que se tratase de un error de pilotaje y que la documentación de quienes conducían el aparato estaba en regla, tanto de licencias como estudios médicos y otros. Presentó  las conversaciones que sostuvo el piloto Marco Antonio Tavera con la torre de control el día del fatídico vuelo, el 24 de diciembre de 2018, e informó que será en los primeros días de marzo cuando los expertos de Italia, Estados Unidos, Canadá y México inicien la segunda etapa de la investigación.

 

Con información de Primera Voz