Ayer inició la instalación de adornos navideños en el primer cuadro de la Ciudad de México.

El Zócalo se vestirá de fiesta con mosaicos en forma de nochebuenas, velas, piñatas, esferas y faroles.

La calle 20 de Noviembre tendrá una pieza tridimensional de 17 metros de ancho, ocho de alto y uno de espesor en forma de corona de adviento, también habrá esferas navideñas de cuatro metros de diámetro y seis de altura para que quienes viven o viajan por la Ciudad de México se impregnen de ambiente navideño.

Hasta el momento el gobierno central ha resguardado la fecha en la que se encenderán las luces de dicha decoración.

Con información de Primera Voz.