El Senado acordó que el mando de la Guardia Nacional será civil y contará con la participación de policías federales, militares y navales, además de un régimen transitorio de cinco años para la actuación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad mientras queda establecida la nueva institución.

Líderes de todos los grupos parlamentarios firmaron en la madrugada un documento en el que se establece que la Guardia Nacional tendrá un mando civil y estará adscrita al ramo de Seguridad Pública. “La Guardia Nacional, sí, que quede claro, será de carácter civil”, dijo Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado. Añadió que su actuación será con pleno respeto de la soberanía de los estados y se complementará con policías municipales y estatales.

Esta mañana, senadores de Morena, PAN, PRI, PRD, Movimiento Ciudadano, PT y PES, celebraron el acuerdo, que será aprobado por unanimidad en la sesión ordinaria del Senado llevada a cabo hoy.

 

Con información de Primera Voz