Diego Miguel Ángel Rivera Beloff murió en 1918 con 14 meses de edad, como fruto del matrimonio entre Diego Rivera y Angelina Beloff, quienes se casaron en 1911 y se separaron en 1921. Hoy su hijo vuelve a reunir ese matrimonio, a través de las obras de sus padres en la exposición “Mundos literarios ilustrados por Angelina Beloff”.

El Museo Dolores Olmedo acoge esta muestra compuesta por 18 grabados de Beloff, que la artista mexicana con orígenes rusos creó para distintas publicaciones, bajo diversas técnicas, las cuales dialogan con tres pinturas de Rivera.

Pero el grabado protagonista de la muestra es “Maternidad”, que no fue usado para ninguna publicación y más bien representa un capítulo de la vida de la artista tras la pérdida de su hijo de 14 meses, quien murió de complicaciones pulmonares frente a un intenso invierno que pasó con su familia en Europa.

Los visitantes podrán admirar a la misma Angelina Beloff sentada, con una expresión de tristeza e incluso una lágrima en su mejilla, con el pequeño en su regazo y mientras lo amamanta.

Recuerdos de un matrimonio

La curaduría de “Mundos literarios ilustrados por Angelina Beloff” incluye tres óleos de Diego Rivera, intrínsecamente relacionados con su vida junto a Beloff y sobre todo con su experiencia como padre.

El primero es “La noche de Ávila” (1907), que toma sentido en la muestra al haberlo pintado Rivera en el periodo en que conoció a la artista en un café de Brujas, Bruselas, en 1909; el segundo es un “Retrato de Angelina” (1918), del cual los críticos apuntan la clara influencia de Goya; por último “Cuchillo y fruta”, cuadro que al reverso tiene en francés la inscripción “A tres días de la muerte de Diego Miguel Ángel Rivera Beloff”.

Por su parte, Angelina Beloff destaca con sus grabados, en los cuales recupera las tradiciones de sus tradiciones originarias en las que resalta el folclor ruso, con las artesanías y elementos decorativos que abundan en las aldeas del campo.

Asimismo, se encuentran los grabados que realizó para “El soldadito de plomo”, de Hans Christian Andersen; “Ariane, la joven rusa”, de Claude Anet; así como “Encender una hoguera”, de Jack London.

La exposición es con el ánimo de celebrar el 25 aniversario de la apertura del Dolores Olmedo, el próximo ‪17 de septiembre‬ en la finca La Noria (siglo XVII), pero también homenajear a Angelina Beloff (Angelina Petrovna Belova), por los 140 años de su natalicio.

 

Con información de Esquivel para Primera Voz