La Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), dio brío al mural que tiene en el octavo piso de su edificio sede en la colonia Cuauhtémoc, autoría del nonagenario Manuel Felguérez.

Se trata del mural escultórico La Invención Destructiva, creado por el artista de la corriente de la Ruptura en 1964, que en palabras suyas, representa el cambio que sufrió México en esa década, donde la industria “comenzó a producir smog”.

De esta suerte, la obra está construida sobre una superficie de 5 por 10 metros en los que se distribuyen distintas piezas de pedacería de maquinaria, como son cadenas, engranajes y latón.

Con motivo de los 90 años del artista zacatecano, la Concamin restauró la pieza, trabajo que consistió en tratamientos de limpieza y reestructuración cromática, bajo la supervisión de Lorena Zedillo.

La museografía del espacio donde se instaló esta obra cambió: ahora, en lugar de tener un vidrio oscuro en su parte trasera, se encuentra en una superficie blanca, que permite ver mejor los detalles de cada objeto.

Asimismo, se instaló una fuente de iluminación que imita la conducta del Sol, toda vez que emula su movimiento y esto produce un efecto de proyección de sombras en las piezas.

Este evento también enmarca el centenario de la Concamin, por lo cual durante la reinauguración de la pieza su actual presidente, Francisco Cervantes, entregó a Felguérez un libro alusivo al aniversario del organismo, una medalla de plata con la imagen del mural en una de sus caras y un boleto conmemorativo con la obra, el cual forma parte de una edición conmemorativa que circulará en este sistema de transporte.

Con información de Primera Voz