La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) evalúa los riesgos a la salud de la población mexicana debido a la posible presencia de la impureza N-nitrosodimetilamina (NDMA) en los medicamentos que contienen el principio activo ranitidina y que se comercializan en el país.

Mediante un comunicado, se informa que la impureza N-nitrosodimetilamina en concentraciones por encima del límite considerado seguro y durante largos períodos de exposición, puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer.

Se informó que por ahora la Cofepris no cuenta con evidencia suficiente para sugerir la suspensión de los tratamientos con ranitidina. En este momento el riesgo de suspenderlo es mayor que el de la probable exposición al NDMA.

La Cofepris continúa trabajando para mantener informada a la población y tomar acciones inmediatamente tan pronto los riesgos a la salud sean identificados.

De acuerdo con cifras de compras del IMSS, la ranitidina es uno de los 10 medicamentos más distribuidos a nivel nacional.

Con información de Primera Voz