Un juez de control ordenó prisión preventiva justificada a Rosario Robles Berlanga, tras vincularla a proceso por dos delitos de ejercicio indebido del servicio público, cometidos cuando era titular de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

La prisión preventiva deberá ejecutarse en el penal de Santa Martha Acatitla, durante los dos meses que durará la investigación complementaria, desestimando que Robles haya aclamado seguir su proceso en libertad.

Rosario Robles alertó de anomalías a Peña

Rosario Robles Berlanga aseguró que informó, a través de la red federal (línea roja), en giras de trabajo y durante reuniones de gabinete, al entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto, sobre las supuestas irregularidades detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Según el equipo legal de Robles, muchas de las anomalías detectadas por la ASF fueron reportadas cuando José Antonio Meade Kuribreña, Luis Miranda o Eviel Pérez eran titulares de la Sedesol, durante la administración de Enrique Peña Nieto, por lo que “le correspondía al entonces titular de la Secretaría revisar los dictámenes y actuar en consecuencia”.

Con información de Primera Voz