El juez de control Felipe de Jesús Delgadillo advirtió a Rosario Robles que, en caso de no haber informado por escrito al expresidente Enrique Peña Nieto sobre las irregularidades observadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y no haberlas entregado como pruebas, lo estaría encubriendo.

El impartidor de justicia señaló a la extitular de la entonces Secretaría de Desarrollo Social que era su obligación informar por escrito y no a través del “teléfono rojo”, reuniones de gabinete o giras de trabajo, como lo reveló su defensa durante la madrugada de este martes.

El juzgador señaló que la falta de acción de Rosario Robles es relevante, pues no informó al presidente de la República y tampoco evitó que se siguieran dando esas irregularidades. Por su parte, la defensa de Rosario Robles señaló que Peña Nieto sí tuvo conocimiento de las irregularidades detectadas por la ASF, ya que se le informó por el “teléfono rojo”, reuniones de gabinete y giras de trabajo.

Por ello, el juez de control indicó que se debe aclarar si se le informó por escrito al exjefe del Ejecutivo federal y estimó que la Fiscalía General de la República (FGR) aportó los datos de prueba necesarios para vincular a proceso a Rosario Robles por su omisión ante las irregularidades detectadas cuando estuvo al frente de las Secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

 

Con información de Primera Voz