Con apoyo del Ejército, se lleva a cabo el lanzamiento de un programa insignia en la administración de Andrés Manuel López Obrador. Se trata del programa “Sembrando Vida” cuyo spot, que se difundirá en medios, fue presentado en la conferencia matutina. Mediante esta iniciativa se propone reforestar cientos de miles de hectáreas en su primera etapa, a fin de reactivar la producción agropecuaria.

El presidente arrancará hoy, en la Chontalpa, región tabasqueña donde inició su actividad política, el mencionado programa con el que se propone reactivar el campo. Será operado por la Secretaría del Bienestar, con apoyo de la secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). Atenderá los estados de Chiapas, Tabasco, Veracruz, Yucatán, Campeche y Quintana Roo. El único estado fuera de la zona la región, incluido en la primera etapa, es Durango.

Para 2019, el gobierno tiene por objetivo la reforestación de 575 mil hectáreas en tres actividades: a corto plazo, reactivación de milpas y cultivos; a mediano plazo, la siembra y cosecha de árboles frutales y, a largo plazo, de árboles maderables.

La secretaria del Bienestar, María Luisa Albores, informó que a partir de hoy el programa se empezará a implementar en distintas zonas del sur del país que según sus cálculos permitirá emplear en el campo a 400 mil campesinos. Los productores recibirán cinco mil pesos mensuales a cambio de trabajar de lunes a viernes en sus parcelas, de los cuales 500 pesos se depositarán en una caja de ahorro a fin de que cuenten con capacidad crediticia. Además, apoyará directamente a los productores con insumos, herramientas, plantas y semillas.

Por su parte, la secretaría de la Defensa Nacional se encargará de apoyar en la creación de viveros comunitarios.

La producción inicial contempla 156 hectáreas de caoba; 100 mil de cacao; 150 mil de café; 25 de hule; mil 156 de canela; 80 mil de pimienta gorda y 108 mil de guanábana. Para 2020 se espera que el programa se extienda a 18 entidades federativas.

López Obrador fue enfático en la importancia de reactivar el campo y señaló que a los llamados tecnócratas les enseñan sólo a controlar las variables macroeconómicas suponiendo que el mercado lo resuelve todo. Sostuvo que el camino para generar autosuficiencia alimentaria es generar empleo, evitar la migración y reconstruir el tejido social en el campo mexicano.

 

Con información de Primera Voz