El juicio contra Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, iniciará mañana en un juzgado federal de Brooklyn, Nueva York.

El enjuiciado lleva casi dos años encarcelado en Manhattan bajo las medidas más estrictas de seguridad, ya que se le acusa de enviar alrededor de 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Guzmán Loera no puede ver a ningún familiar más que a sus hijas de siete años. Podrían imputarle hasta once delitos, incluidos tráfico y distribución de droga, posesión de armas y lavado de dinero.

Concluido el procedimiento penal que enfrentará, podría ser sentenciado a cadena perpetua en el país del norte. 

 

Con Información de Primera voz y El Heraldo de México