Más de seis toneladas de narcóticos relacionados con diversas averiguaciones previas, carpetas de investigación y causas penales fueron incineradas en Mexicali, Baja California, por la Fiscalía General de la República (FGR).

Se incineraron en total 19 kilos de mariguana, una tonelada con 243 kilos de clorhidrato de metanfetamina y 81 kilos con 822 gramos de clorhidrato de cocaína, así como 50 kilogramos 112 gramos de heroína; 86 kilogramos 976 gramos de sustancias que contienen clorhidrato de metanfetamina y un kilogramo 530 gramos de hashish.

También se destruyeron 328 gramos de metanfetamina; 90 gramos de semillas de marihuana; nueve gramos de THC; cuatro mil 983 unidades de fentanilo; 155 plantas de marihuana; 49 unidades de clonazepam; 435 litros de clorhidrato de metanfetamina; ocho litros de THC y 16 objetos del delito.

La quema se llevó a cabo en el Puesto de Control Militar El Centinela y contó con la asistencia de autoridades militares, así como del Órgano Interno de Control.

 

Con información de Primera Voz