Un hombre armado con un cuchillo agredió a varios agentes en la sede de la Prefectura de Policía de París, en pleno centro de la capital. El balance de víctimas es aún confuso pero varios medios franceses apuntan a que podría haber cuatro policías muertos.

El agresor de 45 años utilizó un cuchillo de cerámica para atacar a dos policías en sus despachos, a otro en las escaleras y al último en el patio del inmueble, donde él mismo ha sido abatido por otro agente.

El atacante, al parecer, era funcionario administrativo en el centro, llevaba 20 años trabajando en la prefectura, y era “un funcionario modelo que no planteaba ningún problema”, según ha explicado Loïc Travers, del sindicato Alliance Police.

Con información de Primera Voz