El estado de Hidalgo y, en particular, el municipio de Tlahuelilpan, registra el mayor número de tomas clandestinas de combustible en la medición nacional, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

Octavio Romero, director de PEMEX, dio a conocer un informe en el que detalla los incidentes de extracción ilegal de los últimos tres años, en los que Tlahuelilpan acumula 70 tomas clandestinas de 2016 al pasado 18 de enero, fecha en que se registró la explosión que hasta el momento ha cobrado la vida de 89 personas.

Detalló que en el municipio de Tula, donde se encuentra una refinería de PEMEX, se registraron 500 tomas clandestinas en 2018, mientras que en Tlahuelilpan hay 23.

El titular de PEMEX explicó que el 80% del robo de combustible en ductos se registra en siete entidades federativas: Hidalgo, Puebla, Guanajuato, Jalisco, Veracruz, Estado de México y Tamaulipas. presentó una gráfica en la que se advierte la evolución en el registro de tomas clandestinas desde 2016 hasta llegar al mayor pico en 2018, cuando en el estado de Hidalgo se registraron 2,121 casos, mientras que en Puebla, 2,072 casos, superando por primera vez en el registro los dos millares de incidentes.

 

Con información de Primera Voz