A través de un comunicado Petróleos Mexicanos informó que trabaja arduamente para erradicar el robo de combustible al interior y fuera de sus instalaciones.

Además, aclara que en la Ciudad de México y área Metropolitana no hay desabasto de hidrocarburo por lo que llama a la población a no realizar compras de pánico, ni caer en especulaciones de escasez de combustible.

El director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, mantiene comunicación con los gobernadores de los estados afectados, con quienes acordó restablecer el suministro de combustible en un corto plazo.

La institución informó que cuenta con un inventario suficiente para satisfacer la demanda de la población en todo el país, por lo que la situación que se vive es por un ajuste logístico.

Con información de Primera Voz