La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) presentó ante la Procuraduría General de la República (PGR) la primera denuncia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador por lavado de dinero.

Sin dar mayores detalles, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con Carlos Urzúa al mando, destacó que ésta denuncia es contra miembros de la delincuencia organizada.

Refirió que una de las prioridades de la administración de López Obrador es el combate a las estructuras financieras del crimen organizado “y esta acción es un paso sólido en la pacificación y bienestar de la nación”.

 

Con información de Primera Voz