La Conferencia Nacional de Gobernadores solicitó un mando civil para la Guardia Nacional por considerar que “no debe ser institución clonada de las fuerzas armadas ni conducir a la militarización del país“.

Los gobernadores se pronunciaron a favor de la Guardia siempre y cuando no se traslapen las funciones de cada orden de gobierno.

El gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, dijo al respecto: “que quede claras y específicamente plasmadas en la Constitución las facultades de la Guardia Nacional y que no existan ambigüedades. Bienvenidos sus criterios de organización, pero deben sincronizarse con los criterios de cada estado; (debe haber) estrategias generales y específicas para combatir a la delincuencia organizada solo mediante trabajo conjunto de los 3 niveles de gobierno”.

Por otro lado, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, se pronunció en contra de que la Guardia Nacional asuma facultades de investigación de delitos como lo propone el dictamen a discusión en la Cámara de Diputados.

 

Con información de Primera Voz y El Heraldo.