Ladrones desvalijaron la casa de Paul McCartney en el barrio londinense de St.John’s Wood mientras el legendario músico se hallaba de gira con su “Freshen Up”.

La policía llegó enseguida al lugar y observó evidentes señales de un “ingreso por la fuerza” a la mansión.

Se desconoce si la esposa de Sir Paul McCartney, Nancy Shevell, u otros familiares se encontraban en la casa durante el robo.

Con información de Primera Voz