Con las nuevas leyes que están aprobándose en todo el mundo respecto al consumo de la marihuana, miles de personas tienen acceso a ella; sin embargo, fumarla tiene sus consecuencias, no solo a nivel cerebral, como cualquier otra droga en su abuso, sino también en el biológico, sexual y reproductivo, en hombres específicamente.

Susan Murphy, de la división de Ciencias Reproductivas en el Departamento de Obstetricia y Ginecología del Centro Médico Universitario de Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos, llevó a cabo un estudio donde descubrió que fumar cannabis afecta directamente en los espermatozoides.

El análisis detectó cambios en el perfil genético del esperma y está asociado con un crecimiento de cáncer por consumo de narcóticos. El estudio no pudo determinar si estos cambios en la cantidad y calidad puede afectar el proceso de fertilización pero la investigadora recomendó evitar el consumo de esta droga y cualquier otra.

En promedio, la concentración de esperma en el semen de los no fumadores fue alrededor de dos veces más alta de los fumadores. Además de presentar cambios externos en su comportamiento producidos por el consumo de la marihuana.

Con información de Primera Voz y nmas1