Luego de que Jeanine Áñez, fuera nombrada presidenta interina de Bolivia, comenzó a circular en redes sociales un video pornográfico que causó polémica, porque supuestamente participa la mandataria.

La presidenta interina de Bolivia aseguró en una conferencia de prensa, que se trataba de una campaña para desprestigiarla, y que era atacada de esta manera por ser mujer, que si un hombre hubiera tomado el cargo, no habría algún tipo de acusación de índole sexual:

“Asumiendo el gobierno fui atacada de la manera más vil con unos videos que afortunadamente no tuvieron eco. Y vienen de ese sector que solamente quiere perjudicar, que solamente quiere descalificar, que solamente lo hacen por una especie de venganza”, declaró.

Con información de Primera Voz