Forever 21, la cadena de moda con sede en Los Ángeles se declaró formalmente en bancarrota, cerrará hasta 178 tiendas en Estados Unidos.

La compañía mantenía 800 establecimientos en todo el mundo, incluidos más de 500 en Estados Unidos, según la documentación de quiebra.

La empresa dijo que se centraría en maximizar el valor de sus tiendas en Estados Unidos y cerrar algunos locales en el extranjero. Forever 21 tenía previsto cerrar la mayoría de sus delegaciones en Asia y Europa, aunque seguiría operando en México y América Latina.

Con información de Primera Voz