Los 10.3 millones de pesos obtenidos por el gobierno federal en la nueva subasta de joyas y relojes confiscados al crimen organizado realizada durante el fin de semana se destinarán al municipio de Coalcomán, Michoacán, señaló Ricardo Rodríguez Vargas, director de Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.

El también titular del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) indicó que en la puja del fin de semana pasado se vendieron 101 lotes de 148 que se ofrecieron y, aunque no se vendieron los bienes de más alto valor como el reloj de casi un millón de pesos y uno más de casi 3 millones de pesos, consideró que fue una buena subasta con 70 participantes, cuyos recursos se destinarán principalmente a caminos en la citada demarcación michoacana.

 

Con información de Primera Voz