Autoridades de Filipinas activaron los protocolos de alerta 4 ante la inminente erupción del volcán Taal, además de advertencia de tsunami por un lago que se ha formado en sus faldas.

El Instituto de Vulcanología y Sismología explica que la elevación a tal nivel supone que una explosión inminente en cuestión de horas o días, por lo que se sugirió la total evacuación en la isla del volcán y zonas aledañas en un radio de 14 kilómetros.

En este sentido, alrededor de 6 mil habitantes ya han comenzado la emergencia y han salido de la zona de peligro, mientras que las autoridades piden que nadie se acerque al cráter del volcán, que es uno de los destinos turísticos de Filipinas.

Como medidas de seguridad implementadas, el Aeropuerto Internacional de Manila suspendió todos los vuelos, en virtud de la cercanía con el volcán, por lo que a las personas que requieran abordar un avión se les exhortó utilizar otros aeropuertos.

Actualmente el volcán presenta una columna de vapor de entre 10 y 15 kilómetros de altitud, hay presencia de rayos volcánicos y presencia de ceniza húmeda, además de los temblores constantes.

Con información de Primera Voz