Ante el desabasto de combustible en gasolineras de la Ciudad de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que esto es un problema que ya existía y se agravó por una fuga en un ducto de Pemex.

En conferencia explicó que el ducto que va de Tuxpan a la alcaldía de Azcapotzalco registró una fuga en Hidalgo, por donde pasa éste, lo cual agravó la situación del abastecimiento de gasolina.

López Obrador llamó a la ciudadanía a actuar con tranquilidad y a no caer en pánico, ya que sí hay gasolina para el abastecimiento; no obstante, esto obedece a las medidas para combatir el robo de gasolina, lo cual no se puede permitir más.

“Hay gasolina suficiente en el país, en los centros de acopio de gasolinas, pero no podemos utilizar los ductos porque existen redes que se crearon para extraer, para robarse, las gasolinas, redes alternas”, dijo.

Con información de Primera Voz y Excelsior