Francisco Guzmán, exjefe de la oficina presidencial de Enrique Peña Nieto, afirmó categóricamente que “son falsas, difamatorias y absurdas las acusaciones del narcotraficante colombiano en Nueva York” ante la declaración de Alexander Alex Cifuentes, quien dijo que Joaquín “El Chapo” Guzmán sobornó al exmandatario con 10 millones de dólares.

El exfuncionario dio la cara por su antiguo y recordó que el gobierno del mexiquense fue el que localizó, detuvo y extraditó a Joaquín Guzmán Loera; “desde el inicio de la administración, fue un objetivo prioritario del Gabinete de Seguridad”.

“El Chapo” Guzmán, quien es enjuiciado en Estados Unidos por al menos 11 cargos, fue recapturado en 2014 en Mazatlán luego de fugarse por primera vez de Puente Grande en 2001.

El 11 de julio de 2015, durante el tercer año del gobierno de Enrique Peña Nieto, “El Chapo” huyó del penal del Altiplano a través de un túnel. Medio año después, el 8 de enero de 2016, el narcotraficante fue recapturado por segunda ocasión. Finalmente, el 19 de enero de 2017, fue extraditado a Estados Unidos y recluido en una cárcel de Nueva York.

El nombre de Peña Nieto salió a relucir este martes, luego que Alex Cifuentes, testigo en el caso, declarara que el expresidente Peña Nieto pidió a Joaquín “El Chapo” Guzmán 250 millones de dólares.

 

Con información de Primera Voz