Derivado de la crisis económica-política-social que ha atravesado Venezuela en los últimos tres años, 15 por ciento de su población ha salido para buscar exilio en naciones como México, hasta donde llegaron los actores y directores teatrales Sebastián Torres y Jesús Delgado.

Con el bagaje de la dramaturgia, enriquecido por el contexto de su país, los actores decidieron montar en la Ciudad de México la puesta en escena “Emigrantes”, una adaptación de la obra de 1975 del periodista Sławomir Mrożek, que narra la situación de dos emigrantes polacos en París.

Bajo este guion original, los directores de escena se inspiraron en sus casos para mostrar la obra en el Teatro La Capilla, todos los domingos ‪a las 18:00‬ horas ‪hasta el 1 de septiembre‬.

El argumento es la coincidencia de dos hombres diferentes en intelecto y profesiones, pero unidos por la pena que los embarga al haber abandonado su país para buscar refugio en otro, ante los problemas que afronta.

De esta manera, el intelectual y el obrero se enredan en diversas situaciones, a través de las cuales ofrecen al espectador momentos de buen humor, pero subyace la reflexión de ese cambio de patria, de costumbres, asolados por el abandono de sus raíces y adaptarse a nuevos hábitos por necesidad.

Sebastián Torres y Jesús Delgado usan su propia experiencia como exiliados para darle una carga más íntima, personal y creativa a uno de los títulos con mayores montajes, del polaco Mrożek.

Más sobre los dramaturgos

Torres y Delgado forman parte de la compañía Grupo Teatral Emergente, que tiene 12 años de existencia y se caracteriza por hacer montajes de índole propositivo, cuestionador y estimulante para los nuevos públicos.

Su trayectoria se ha plasmado en escenarios de distintas ciudades de América Latina, a donde llevan un poco de su haber como dramaturgos, pero también aquéllas obras que tienen algo que decir a esas naciones en un momento específico.

Asimismo, la compañía se caracteriza por reunir a actores con gran trayectoria y a los nuevos talentos, a manera de semillero para forjar la trayectoria de muchos de ellos que apenas comienzan, por lo que se convierte en un espacio de consolidación profesional.

Los montajes de Grupo Teatral Emergente son independientes, por lo que se autofinancian y la compañía es, además, una oportunidad de investigación para sus integrantes.

 

Con información de Esquivel para Primera Voz