El exgobernador priísta de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda y el exmagistrado Isidro Avelar Gutiérrez son señalados por los gobiernos de México y Estados Unidos de colaborar con el cártel Jalisco nueva generación (CJNG).

Las cuentas bancarias en México y Estados Unidos de ambos personajes, así como de varios de sus familiares y socios, fueron congeladas, informó Santiago Nieto Castillo en una conferencia de prensa que ofreció acompañado por Sigal Mandelker, subsecretaria del Tesoro de Estados Unidos.

Nieto Castillo informó que el exmagistrado Avelar Gutiérrez recibió aptoximadamente 50 millones de pesos del Cartel Jalisco Nueva Generación, mientras que en el caso de Sandoval Castañeda, la UIF detectó de vehículos de lujo, gastos con tarjetas de crédito y compra de inmuebles no declarados.

En total, fueron bloqueadas las cuentas de 42 personas, incluidos la esposa y dos hijos adultos de Sandoval Castañeda, por una suma de 75 millones de pesos.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos incluyó a ambos exfuncionsarios en su lista de involucrados con grupos del crimen organizado.

Autoridades mexicanas y de Estados Unidos investigaban de manera coordinada al magistrado Avelar Gutiérrez, quien dictó al menos diez sentencias favorables para los integrantes del CJNG, permitendo con ello que se les declarara inocentes de todos los cargos a pesar de haber sido detenidos por delitos contra la salud y otros ilícitos graves.

Avelar Gutiérrez recibió sobornos de esta organización de narcotraficantes a cambio de dictar fallos judiciales favorables a sus miembros principales.

“Funcionarios, como Isidro Avelar Gutiérrez y Roberto Sandoval Castañeda se enriquecen despiadadamente a expensas de sus conciudadanos. Ya sea que estén recibiendo sobornos de organizaciones narcotraficantes o participando en una variedad de otras actividades ilícitas, estos y otros funcionarios corruptos se enfrentarán a graves consecuencias, incluyendo el ser aislados del sistema financiero de los Estados Unidos. Trabajando con nuestros socios mexicanos, el Tesoro no dudará en sancionar a funcionarios actuales o anteriores y a sus redes, cuya corrupción desestabiliza los sistemas financieros y las instituciones democráticas”, indicaron autoridades estadounidenses.

Con información de Primera Voz