Estados Unidos acordó retirar los aranceles al acero y el aluminio procedentes de Canadá y México dentro de 48 horas a cambio de un endurecimiento de las medidas para impedir que el acero chino entre a territorio estadounidense procedente de esos dos países, reportó hoy The Washington Post.

Con este acuerdo se evita la imposición de cuotas al acero, a las que se oponen Canadá y México.

El pacto es un paso significativo para lograr la aprobación del Congreso al nuevo acuerdo comercial T-MEC entre las tres naciones norteamericanas.

La fecha efectiva para la decisión sobre los aranceles aún no está definida, aunque las negociaciones siguen su curso.

Con información de Primera Voz