Este jueves, el Estado Mexicano ofreció una disculpa pública por la tortura, la discriminación y las acciones que le impidieron acceder a la verdad y la justicia a la periodista Lydia Cacho.

“Ciudadana Lydia Cacho, a nombre del Estado Mexicano le ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derechos humanos en el marco del ejército de libertad de expresión, hechos ocurridos hace 13 años”, palabras de Alejandro Encinas quien aseguró que las autoridades asumen la responsabilidad.

Al tomar la palabra, Lydia Cacho aseguró que ha perdonado a sus torturadores y llamó al gobierno federal a ejercer justicia por todas las víctimas. Además, señaló que si las mujeres, como ella, se han jugado la vida por los derechos humanos lo menos que esperan es que “el gobierno de este país tenga la mitad de valentía que nosotras hemos tenido”.

Lydia Cacho fue detenida el 16 de diciembre de 2005 en Cancún, Quintana Roo y traladada a Puebla tras la publicación de su libro “Los Demonios del Edén”, durante su traslado la periodista fue víctima de tocamientos, tortura y amenazas.

El libro, aborda el caso de una red de pederastia que era manejada por los empresarios Kamel Nacif y Jean Succar Kuri, quienes eran cercanos al entonces gobernador poblano Mario Marin.

Con información de Primera Voz y Reporte Índigo