Una investigación reciente dice que la música ayuda a las personas a lidiar con las sensaciones de fatiga cuando hacen ejercicio físico. Se observó que, al escuchar música mientras se entrena, se activa una estructura cerebral que favorece el afrontamiento al cansancio. 

La investigación estuvo a cargo de Marcelo Bigliassi, de la Universidad Brunel, en Londres. 

Durante el experimento, se detectó una activación en la circunvolución frontal inferior izquierda del cerebro, la cual representa el centro de integración sensorial, encargado de procesar información de los sentidos, proveniente tanto de fuentes internas como externas, como por ejemplo, la música y la sensación de cansancio por el ejercicio.

Bigliassi afirma que, como seres humanos, constantemente tratamos de escapar de la realidad, especialmente ante sensaciones desagradables y de dolor, lo que puede desencadenar una forma peculiar de dependencia a ciertos estímulos como la música.

Si bien estos resultados pueden tener importantes implicaciones prácticas, especialmente en campos de estudio aplicados al deporte y el ejercicio físico, los investigadores sugieren que esto puede ser un fenómeno preocupante.

Con información de Primera Voz