Ricardo Ruelas, integrante de una agrupación protectora de animales que se dedicaba a alimentar a perros callejeros reportó la desaparición de los caninos.

Explicó que encontraron cubetas con alimento envenenado en los lugares donde de manera semanal acudían a alimentarlos. La muerte alcanzó no solo a perros callejeros, en redes sociales también reportaron la muerte de mascotas que un día antes estuvieron en el malecón de la ciudad.

El diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Alvar Ortiz Azar presentó una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

Por su parte, el titular de la Procuraduría Ambiental de Campeche, José Bravo Negrín informó que solicitarán a la Secretaría de Seguridad Pública acceso a las cámaras de videovigilancia, así como a los comercios cercanos para dar con él o los responsables.

En 2018 el Congreso del Estado de Campeche aprobó por unanimidad reformas al Código Penal del Estado y con ello el maltrato y crueldad contra los animales es un delito que se castigará con penas corporales que van desde seis meses hasta ocho años de prisión.

Con información de Primera Voz