Este martes se detectó una toma clandestina de combustible en una bodega, ubicada en calles de la alcaldía de Azcapotzalco. Al lugar llegaron elementos del Ejército Mexicano, Policía Federal y local.

El director de Pemex Octavio Romero Oropeza informó que se trata de un tramo del ducto Tuxpan – Azcapotzalco y una parte del de Tula con tomas clandestinas de dos pulgadas aproximadamente.

La jefa de gobierno arribó a la bodega para acompañar en las labores de inspección e informó que la Fiscalía General de la República será la encargada de clausurar el predio.

Con información de Primera Voz y Milenio