La Guardia Costera de Estados Unidos encontró una tortuga marina que arrastraba 800 kilos de cocaína.

El animal estaba atado a una soga con el narcótico, valuado en mil 83 millones 385 mil 250 pesos.

El peso del paquete le provocó rozaduras en varias partes del cuerpo.

Los guardacostas del sitio estiman que la droga no fue atada de manera intencional, sino que se enredó en la cuerda accidentalmente.

 

Con información de Primera voz y SDP Noticias.