La Unicef estimó que alrededor de 2 mil 300 menores que forman parte de la caravana migrante se encuentran en riesgo.

De acuerdo con el organismo, las niñas y niños necesitan protección y acceso a servicios esenciales, ya que el cansancio, su mala alimentación y las inclemencias del clima ponen en riesgo su integridad.

Marixie Mercado, portavoz de la Unicef aseguró que los pequeños son vulnerables a sufrir explotación, violencia y abuso durante los largos trayectos que recorren.
Por estos hechos llamó a los gobiernos a dar prioridad a la creación de leyes migratorias adecuadas para mantener a las familias unidas y pidió evitar la detención de los infantes.

Con información de Primera Voz y Sin Embargo