Marx Arriaga Navarro, responsable de la Dirección General de Bibliotecas (DGB) en México, reconoció que a lo largo del país hay cientos de bibliotecas en condiciones deplorables y con equipo casi nulo para operar; muchas ya están cerrando.

“Cualquiera que visite alguna de las bibliotecas municipales reconocerá el estado en el que se encuentran y las necesidades de su actualización bibliográfica”, dijo Arriaga Navarro en conferencia de prensa.

Agregó que parte de las acciones emprendidas para apalear esta situación es capacitar al personal y ofrecer los materiales que sean necesarios según las actividades que programe.

También mencionó la actualización en los sistemas informáticos y la creación de una colección regional para revitalizar las tradiciones e historia de las localidades.

La DGB cuenta con siete mil 454 recintos en el país, pero al menos 600 están cerradas y la cifra aumenta, debido a la falta de apoyos federales para continuar su trabajo.

 

Con información de Esquivel para Primera Voz