La empresa china Royole desarrolló una tecnología para crear celulares totalmente flexibles.

Su fundador, Bill Liu, espera que dicha innovación “ayude a dar una nueva forma al futuro” en sectores como la domótica, la electrónica de consumo y la tecnología ponible.

El artefacto se bautizó como FlexPai, una combinación de celular y tableta, que busca romper con el concepto tradicional de teléfono inteligente. Su pantalla mide 7.8 pulgadas y puede doblarse de 0 a 180 grados, operación que es capaz de realizar más de 200.000 veces.

La empresa aseguró en un comunicado de prensa que el artefacto no se rompe o raya fácilmente y, cuando no está doblado, es capaz de manejar aplicaciones a pantalla partida y multitarea.

El precio de venta oscila entre los mil 318 dólares para la versión de 128 gigabytes de memoria interna y los mil 469 para la de 256.

Con información de Primera Voz.