El juzgado séptimo en materia administrativa en la Ciudad de México concedió una suspensión a elementos de la Policía Federal inconformes con su transferencia a la Guardia Nacional para que sigan cobrando sueldos, mientras se resuelve si es constitucional el acuerdo que establece la integración de la Guardia Nacional.

A través de su defensa legal, los policías federales impugnaron el acuerdo emitido por el presidente Andrés Manuel López Obrador, mediante el cual se ordena que policías militares, navales y de la Policía Federal integren la Guardia Nacional.

Los federales podrán adherirse a la Guardia Nacional, pero el fallo aclara que no se les deben dejar de pagar sus percepciones, incluidas las cuotas. La demanda de amparo colectiva agrupa a más de 3 mil 500 elementos.

 

Con información de Primera Voz