Luego de luego de jornadas diarias de 14 horas del 2 al 5 de enero, Saltillo obtuvo el record Guinness por la elaboración de la rosca más grande del mundo.

El pan tuvo una longitud de 2 mil 065.43 metros y fue partido por el alcalde Manolo Jiménez Salinas y el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, a ambos les tocó el Niño Dios, por lo que se comprometieron a realizar una tamalada.

El alcalde detalló que para hornear la rosca se ocuparon 2 toneladas de harina, 10 mil huevos, 350 kilos de mantequilla y 156 kilos de frutas, entre otros ingredientes y la mano de obra de 300 voluntarios.

Con información de Primera Voz y la Vanguardia