En conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que su propuesta de Ley de Ingresos no contemplará aumento ni creación de nuevos impuestos, de cara a la presentación del paquete fiscal de 2019.

El mandatario garantizó el cumplimiento de pago de deuda por 800 mil millones de pesos, así como de una cantidad similar por pensiones y jubilaciones. Aseguró también que los cálculos se están haciendo conforme a los parámetros y prospectivas del Banco de México.

Recordó que habrá un incremento a las participaciones federales para las entidades federativas por el orden de 10% nominal y 7% real, para luego anunciar que la reducción en los gastos de operación del gobierno permitirá un incremento en proyectos de inversión y programas de bienestar.

López Obrador detalló que su proyecto presupuestal ya contempla el aumento salarial de los trabajadores al servicio del estado con ingresos inferiores a 20 mil pesos mensuales. “Se aumentará conforme a la inflación más tres puntos, a quienes ganen menos de 10 mil pesos; inflación más dos puntos a quienes ganen menos de 15 mil y, la misma tasa más un punto a quienes ganen menos de 20 mil”, indicó.

Además, reiteró su política de austeridad y aseguró que con los ahorros que se realicen se podrán financiar los programas sociales como el de becas a estudiantes y el incremento al doble en la pensión de adultos mayores.

 

Con información de Primera Voz