La caravana migrante continúa su paso por nuestro país, cada vez más al norte de éste.

Ayer por la tarde aproximadamente 700 integrantes de la caravana migrante llegaron a Querétaro, dónde recibieron comida y, algunos de ellos, atención médica.

El grupo inicial de aproximadamente cuatro mil hondureños se ha dividido, algunos permanecen en la Ciudad de México, otros prefirieron seguir.

De acuerdo con las decisiones que en conjunto han tomado, continuarán con rumbo a Tijuana, para luego llegar a Estados Unidos.

Pese a su insistencia, el panorama pinta poco favorable para ellos ya que el gobierno norteamericano decidió restringir el asilo político para indocumentados.

Además de esta medida, se dio a conocer que las tropas de dicho país permanecerán en la frontera al menos hasta el mes de diciembre.

Con información de Primera Voz y El Financiero.