El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador aceptará en todos sus términos las sentencias emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) el pasado fin de semana respecto a los casos de las mujeres de Atenco víctimas de tortura y abusos sexuales por parte de la policía del Estado de México.

Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, dio a conocer esto durante su participación en la conferencia de prensa mañanera de López Obrador en Palacio Nacional. Comentó que el Estado mexicano inició el proceso de revisión de dichas sentencias, en particular la de las mujeres de Atenco, la cual, anticipó, “cumpliremos de manera muy puntual”.

Encinas mencionó que en los próximos días, una vez desahogado ya el análisis de la sentencia, darán a conocer las fechas, mecanismos e instrumentos a partir de los cuales se ejecutará plenamente esta sentencia.

En el caso de las mujeres de Atenco, la CoIDH encontró responsabilidad internacional del Estado mexicano en los actos de tortura física, psicológica y sexual contra 11 mujeres detenidas arbitrariamente en San Salvador Atenco, Estado de México, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, por lo que notificó a las partes la sentencia adoptada el 28 de noviembre pasado, en la que se certificó que “el uso de la fuerza por parte de las autoridades policiales al momento de detenerlas no fue legítimo ni necesario, pero además fue excesivo e inaceptable por la naturaleza sexual y discriminatoria de las agresiones sufridas” por Yolanda Muñoz Diosdada, Norma Aidé Jiménez Osorio, María Patricia Romero Hernández, Mariana Selvas Gómez, Georgina Edith Rosales Gutiérrez, Ana María Velasco Rodríguez, Suhelen Gabriela Cuevas Jaramillo, Bárbara Italia Méndez Moreno, María Cristina Sánchez Hernández, Angélica Patricia Torres Linares y Claudia Hernández Martínez, quienes durante 12 años han clamado justicia.

 

Con información de Primera Voz