El banco central recortó su pronóstico del Producto Interno Bruto para el próximo año a un rango entre 1.8% y 2.8%, desde un previo de 2.2% y 3.2%, de acuerdo con el informe trimestral del segundo trimestre. Además, para 2018 recortó la parte superior de su rango al quedar en 2%-2.6%, desde un previo de 2%-3%.

El motivo principal fue la contracción de 0.2% de la economía en el segundo trimestre del año debido a una baja en las actividades agropecuarias e industriales.

“Es el principal elemento que está detrás (de la reducción)…no era lo que se anticipaba”, dijo el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, en conferencia de prensa para presentar el documento.

Respecto a los precios al consumidor, el banco central elevó sus estimaciones para los próximos trimestres, tanto de lo que resta de este año como para los de 2019.

“La revisión al alza se explica por una mayor contribución esperada de los energéticos”, explicó.

Sin embargo, la entidad espera que el efecto sea transitorio.

 

 

Con información de La Red Social