En el marco de las investigaciones por la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, el expresidente de Perú, Alán García falleció, horas después de ser ingresado a un hospital tras disparase en la cabeza cuando iba a ser detenido por la policía.

Miembros de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad acudieron a la vivienda del expresidente para cumplir la orden de arresto que pesaba sobre él. Los policías encontraron a García ya herido de gravedad, después de encerrarse y dispararse en su habitación. Los agentes trasladaron a García de inmediato al hospital a solo 600 metros del domicilio del exmandatario, donde falleció.

Obredecht, el mayor escándalo de corrupción en América Latina

El gigante brasileño de la construcción ha protagonizado, en los últimos años, el mayor escándalo de corrupción de la historia de América Latina, con ramificaciones en varios países, entre ellos Perú. La trama ha salpicado a cuatro expresidentes (Pedro Pablo Kuczynski, Ollanta Humala, Alejandro Toledo y el propio Alan García). Los dos primeros ya han pisado la cárcel por este caso.

Con información de Primera Voz y El País