De acuerdo con declaraciones del abogado de El Chapo Guzmán, Jeffrey Litchman, Guzmán Loera nunca fue el líder del Cártel de Sinaloa, sino el presunto narcotraficante Ismael El Mayo Zambada, que nunca ha pisado una cárcel  y quien continúa prófugo.

Linchan insistió en que el gobierno mexicano recibió millones de dólares en sobornos de manos del socio de El Chapo, El Mayo Zambada, durante la gestión de Calderón y Enrique Peña Nieto.

En contraparte, el vocero de la presidencia de la actual admiración, así como el expresidente Felipe Calderón, rechazaron categóricamente las acusaciones de Litchman, y calificaron como difamatorias las declaraciones del abogado de Guzmán.

Con información de Primera Voz y Excélsior