La Administración para el Control de Drogas (DEA) incluyó en la lista de los 10 fugitivos más buscados a Jesús Alfredo Guzmán Salazar, alias “El Alfredillo”, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, por los delitos de conspiración por posesión e intento de distribuir sustancias controladas.

“El Alfredillo”, quien fue levantado el 15 de agosto de 2016 por un comando armado en el restaurante La Leche de Puerto Vallarta, Jalisco, es requerido por la Corte del Distrito Norte de Illinois en Chicago, Estados Unidos.

De acuerdo con la investigación de las autoridades estadounidenses, Guzmán Salazar coordinó entre mayo de 2005 y diciembre de 2014 el trasiego de cocaína, heroína y marihuana de México a la frontera con Estados Unidos. Jesús Alfredo Guzmán Salazar es uno de los cuatro hijos de “El Chapo”, procreado con Alejandrina María Salazar Hernández, primera esposa de Joaquín Guzmán Loera.

 

Con información de Primera Voz y Quadratin México