La respuesta a una solicitud de transparencia que hizo el diario Reforma al Gobierno federal establece que hay más militares en labores de seguridad durante la administración de AMLO que cuando inició la guerra contra el narco impulsada por el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

La gestión de Calderón echó mano de 52 mil 690 efectivos en promedio al mes, para combatir de manera frontal al crimen organizado, mientras que la administración de Andrés Manuel López Obrador mantiene a 53 mil 524 efectivos en apoyo a la seguridad.

Lo anterior, de acuerdo con la información proporcionada por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), fechada el 24 de diciembre.

Los militares han sido requeridos durante los últimos sexenios para misiones de defensa nacional, vigilancia del territorio aéreo, reducir índices de violencia, vigilancia de instalaciones estratégicas, destrucción e intercepción de enervantes, aseguramiento de armas, apoyo a la seguridad pública, apoyo a la población civil en casos de desastre y labor social. El caso más notorio es el de 2007, cuando Felipe Calderón enfrentó al crimen organizado con el envío de tropas a Michoacán y Tamaulipas, entonces azotados por La Familia Michoacana y el Cártel del Golfo, respectivamente.

Este año, López Obrador echó mano de los batallones militares para confrontar a los huachicoleros en Guanajuato, Veracruz, Puebla, el Estado de México e Hidalgo. Además, anunció el arranque del primer operativo militar en Tijuana, Baja California, para atender el incremento de violencia en ese municipio fronterizo.

 

Con información de Primera Voz