El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se plantea cancelar la reunión con su homólogo ruso prevista a finales de esta semana, aprovechando la cumbre del G-20 en Buenos Aires, en función de lo que el equipo de seguridad nacional concluya sobre lo ocurrido el domingo, cuando Moscú apresó a una flotilla militar ucraniana en el estrecho de Kerch, en Crimea.

“Quizá no tenga la reunión, quizá no la tenga siquiera… No me gusta esa agresión para nada”, dijo Donald Trump.

Después del intento de las naves ucranianas de llegar al Mar de Azov desde el Mar Negro, Rusia cerró el paso a los buques ucranios, algo que no ocurría desde la caída de la URSS.

 

Con información de Primera Voz