La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, propuso una reforma a la Ley Orgánica del Congreso General para que la mayoría parlamentaria de Morena presida la Mesa Directiva en el Palacio de San Lázaro durante los tres años de la actual legislatura.

Lo anterior, a pesar del compromiso suscrito por el coordinador de la bancada, Mario Delgado, para rotar la presidencia con el PAN y con el PRI en el segundo y en el tercer año de la 64 Legislatura, respectivamente.

La reforma propuesta por la ex perredista esposa del señor de “las ligas”, René Bejarano, ahora diputada de Morena, prevé una adición al artículo 17, numeral 7, de la Ley Orgánica del Congreso General para establecer que la presidencia de la Mesa Directiva sea ocupada en orden decreciente por las tres fuerzas políticas con más diputados, salvo que alguna de ellas cuente con la mayoría absoluta, en cuyo caso encabezaría la Cámara de Diputados por tres años.

“Nosotros tenemos mayoría absoluta y ni el PAN, ni el PRI tienen presencia significativa en esta Cámara, por lo que se deben hacer a un lado acuerdo que se han tomado en otras condiciones, para que la presidencia de la mesa directiva sea rotada entre las tres principales fuerza política”, dijo la diputada.

Con información de Primera Voz